Cristina Fernández

Escuchando a Chopin
La negra noche se agranda sobre tu melena de espuma
y la luna te agasaja de resplandores de arena
mientras mis manos recorren distancias de piel de seda
y tus susurros desvelan necesidades de cuna.

Acaricia el piano antes de que amanezca
para que suenen los gemidos de tu alma.
Regálame el placer de cantar amores
y sorpréndeme con un te quiero de lavanda.

Moja tus manos en esencia de sabores
y relame las horas que separan los encuentros.
Recorre el mundo y llega a los albores
para traerme el deseo envuelto en páginas de cuentos.

Cuando el lecho de sábanas de nubes nos abrace
y el goce del cariño nos empuje y nos abrase,
oirás un canto de sirenas en el pecho
y la memoria  llenará tus recuerdos de leyendas
para que te sorprenda el despertar entre mis dedos.

Ama con fuerza niño valiente.
Sigue a tu amada donde se encuentre.
Lucha con saña hasta la muerte.
Corre hasta mi cruzando el puente.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s